• Madrid Investment Attraction
  • Madrid Investment Attraction
menu
close
cab

Madrid fortalece en 2020 su liderazgo como receptor de inversión internacional

El aumento de las adquisiciones de activos españoles radicados en Madrid, como parte de los flujos de IED en España, afianza la presencia de la capital como foco inversor

Madrid recibió 17.910 millones de euros de inversión productiva bruta en 2020, un 23,6% más respecto al año precedente, de acuerdo con la información proporcionada por el Registro de Inversiones Exteriores (RIE), conocida hace unos días. Este dato supone que la región madrileña ha absorbido el 75,2% del total de inversión extranjera (IED) bruta recibida por España. Así, la inversión extranjera en Madrid supuso en 2020 el 7,5% del PIB regional y, en términos de población, una cifra de 2.642 euros por habitante.

El contexto marcado por la pandemia mundial ha dibujado una reducción muy significativa de los flujos de inversión extranjera (IED), cifrada en un 42% en las primeras estimaciones de UNCTAD, que colocarían éstos flujos globales en $859 mil millones. Y este retroceso llegaría al 71% en el conjunto de países de la UE-27.

España se ha desmarcado de esta tendencia global, y el resultado del pasado año (23.824 millones de euros) ha mostrado un desempeño similar al que registran los flujos medios de inversión en la década pasada. La razón fundamental que explica este comportamiento diferencial de nuestro país se debe a varias adquisiciones, entre las que cabe citar la de MásMóvil por parte de un grupo de fondos de Private Equity ( KKR, Cinven y Providence) de Estados Unidos y Reino Unido, y la compra de BME por la bolsa suiza SIX Group, que han colocado a Suiza, Estados Unidos y Reino Unido como principales inversores, tanto en España como en Madrid.

Madrid ha recibido así flujos productivos en 2020 mayoritariamente de otros países de la OCDE (85%), fundamentalmente europeos (60,2%, en línea con su media en la última década). Además de los anteriores, Francia, Suecia y Qatar superan la cota de los 1.000 millones en el año. Los diez principales países concentran un 85% de la inversión en el año.

La mayor presencia de operaciones de adquisición en los flujos recibidos en 2020 por España en el conjunto de flujos de IED, 43,1%, casi 10 puntos por encima de la media de la década, y las tomas de participación sobre activos españoles, la mayoría ubicados en Madrid, ha ampliado este efecto de concentración en la región capital, variable cada año según el tamaño de las operaciones. En un año especialmente anómalo, únicamente Extremadura, Murcia y País Vasco, además de Madrid, mejoran sus registros respecto a 2019, gracias a operaciones puntuales significativas.

En línea con años precedentes, el sector Servicios ha absorbido el mayor volumen de flujos en Madrid (77,8% del total), seguido a distancia por Industria (24,5%) y Construcción (9,6%). El sector primario sigue teniendo una presencia testimonial en los flujos (0,6%). Destacan las inversiones en Actividades auxiliares a los servicios financieros (2.733 millones), Telecomunicaciones (2.168 millones) y Servicios financieros (1.710 millones). Otros tres sectores (Construcción, Servicios de Información y Transporte aéreo) superan la cota de los 1.000 millones invertidos en Madrid en el año.

Figura 1. Evolución de los flujos de IED productiva bruta recibidos en Madrid, Millones de euros, No-ETVE

Fuente: Registro de inversiones, Marzo de 2021

El carácter de región capital de Madrid favorece la concentración, resultado del fuerte efecto sede (3,87) sobre el conjunto nacional, muy propio de regiones capitales de países europeos. Hay que señalar que con poco más del 14% de la población española y del 19% del PIB, el stock acumulado de IED en Madrid asciende a más del 71% del total nacional, porcentaje que no ha dejado de crecer desde 2013. Según los últimos datos disponibles referidos a esta variable, facilitados por INE, Madrid concentra 330.641 millones de euros de IED, aproximadamente el 143% del PIB regional.

El papel de los greenfields recibidos por Madrid en las cifras obtenidas en 2020 es también importante, aunque la concentración con relación al conjunto de España es significativamente menor. Así, y según la información proporcionada por Fdi Markets (https://www.fdimarkets.com/), el pasado año se recibieron 131 proyectos de inversión (24,3% del total nacional), por importe de 2.827 millones de euros (21,4% sobre el conjunto de la inversión recibida por Es,paña). Estos nuevos proyectos ubicados en Madrid generaron un total de 15.256 empleos. Desde que existen registros de este tipo de proyectos, el año 2003, Madrid ha recibido 1.987 proyectos de inversión que han incrementado el volumen de empleo en 165.018 nuevos puestos de trabajo.

Esta radiografía de la inversión extranjera en Madrid ha de completarse aludiendo a la variable empresarial. En efecto, según la estadística de Filiales del INE, Madrid cuenta con 5.462 empresas filiales de capital extranjero (en los sectores industrial, comercial y servicios no financieros), que, si bien representan únicamente el 1,52% del total de empresas presentes en la región en dichos sectores, emplean a 876.488 personas, facturan más de 322 mil millones de euros y son responsables de más de 70 mil millones de las exportaciones madrileñas.

El Ayuntamiento de Madrid es consciente de que los buenos datos registrados en términos de IED responden al atractivo de la ciudad como destino de inversión, a sus ventajas y valores intrínsecos y al clima empresarial favorecedor de la inversión. Aún así, desde Madrid Investment Attraction (MIA), creemos que los esfuerzos para favorecer y facilitar la atracción y el mantenimiento de la inversión extranjera son importantes, más aún en un contexto como el actual marcado por cambios en las dinámicas de producción internacional, incertidumbre sobre los nuevos parámetros que dirigirán la inversión y una competencia creciente de ciudades y territorios por conseguir mayor valor de los flujos internacionales sostenibles.

Por ello, seguimos trabajando y adaptando los servicios y las operativas a este nuevo contexto, con el objetivo de ofrecer el mejor de los escenarios posible con el fin de ubicar en la ciudad de Madrid el mayor volumen de inversión que contribuya a aumentar la riqueza, el empleo y el bienestar de sus ciudadanos.