• Madrid Investment Attraction
  • Madrid Investment Attraction
menu
close
cab

“La promoción de la marca Madrid es una tarea de todos: también de las multinacionales extranjeras que desarrollan su actividad en la capital de España.”

Conversación con Martín Pérez, Director General de Multinacionales por marca España

Junio 2020

La pandemia global del COVID-19, además de impactar en las previsiones de inversión y reinversión extranjeras a corto y medio plazo, ha trastocado las cadenas globales de valor en todo el mundo, obligando a las empresas multinacionales a llevar a cabo análisis estratégicos en el nuevo escenario, tanto en lo que respecta a su presencia global como a sus necesidades de talento, nuevas formas de trabajo e integración con las economías locales. En este contexto, conversamos con Martín Pérez, Director General de Multinacionales por marca España, asociación que reúne a cerca de cincuenta multinacionales referentes en sus respectivos sectores de la economía española y que se ha erigido como la voz de las multinacionales extranjeras que operan en España.

M.I.A.: Las previsiones de inversión y reinversión extranjeras para 2020 y 2021 anunciadas por UNCTAD apuntan a una reducción mundial de un 40%. ¿Cómo se observa esta tendencia desde algunas de las principales multinacionales instaladas en España? ¿Qué perspectivas de reinversión prevén a corto plazo? ¿Existen actividades que se puedan ver comprometidas en el futuro próximo?

M.P.: Como empresas españolas de capital extranjero, debemos tener especialmente en cuenta que esta crisis aportará algunas oportunidades a España, al poner en valor sectores que pueden actuar como tractores de la economía como el financiero, energético, telecomunicaciones, tecnología y textil, así como el de biotecnología.

También por la buena posición relativa del país en aspectos que pueden salir favorecidos por la nueva preocupación global de prevención y cuidados ante los riesgos de los virus y sus mutaciones: menores concentraciones urbanas que favorecen las urbanizaciones turísticas, frenos a las talas de bosques o reforestación y refuerzo de la conciencia ante el cambio climático, que favorecerá energías renovables como la eólica y la solar.

España va a contar con el apoyo económico de la Unión Europea por los acuerdos ya cerrados el pasado 9 de abril con un paquete de emergencia de más de medio billón de euros para luchar contra la pandemia y con el aún pendiente de concretar plan de reconstrucción costeado por instrumentos financieros y subvenciones, una especie de nuevo “Plan Marshall” a incluir en el marco presupuestario 2021-2027 para el que aún hay diferencias entre la alianza de los países mediterráneos y algunos del este y los hanseáticos.

En este sentido, España debe exigir a la UE que refuerce la gobernanza europea que asegure el apoyo financiero a sus países y priorice las políticas que refuercen el tejido productivo en especial de pymes, empleo, industrial, digital, I+D+i, energía y cambio climático. La UE debe apoyar el mantenimiento de mercados globales abiertos y las soluciones multilaterales, apostando por la recuperación del comercio mundial y la recuperación de las cadenas de valor.

M.I.A.: ¿Qué actividades está llevando a cabo la Asociación durante esta crisis? E, individualmente, ¿las empresas de la Asociación?

M.P.: La Asociación sigue su ritmo habitual de trabajo gracias al uso de las nuevas tecnologías, si bien nos hemos visto obligados a cancelar reuniones presenciales que esperamos retomar tan pronto como sea posible. Una de las tareas a la que hemos dedicado mayor esfuerzo ha sido poner en valor las iniciativas que están desempeñando nuestras empresas asociadas para frenar la pandemia en apoyo a empleados, proveedores y clientes, y el conjunto de la sociedad, en general.

Se han tomado importantes decisiones para preservar el empleo y la seguridad de los trabajadores; posibilitando el teletrabajo y el comercio electrónico, y poniendo los medios y recursos tecnológicos necesarios que permitan que los profesionales continúen con su actividad diaria.

Nuestras empresas han sido capaces de reorientar el negocio para aportar valor allí donde ha sido necesario y han multiplicado sus esfuerzos para emplear su innovación y conocimientos en la logística y fabricación, para garantizar el suministro de sus productos y compartir su experiencia técnica, apoyando las operaciones en primera línea o desarrollando soluciones innovadoras.

Muchas han puesto en marcha numerosos programas de donaciones, adaptándose a las necesidades de cada comunidad y en colaboración con las autoridades y las entidades sociales.

Una vez más, se confirma que la actividad de las multinacionales es esencial para el desarrollo económico y social de España, además de ejemplo de buenas prácticas.

M.I.A.: La pandemia del COVID-19 ha trastocado las cadenas globales de valor en todo el mundo. ¿Cómo ha afectado esta disfunción a las empresas de la Asociación? ¿Se prevé un cambio en los planes geográficos de aprovisionamiento a corto o medio plazo entre las empresas multinacionales hacia suministradores más próximos?

M.P.: Las pandemias y las crisis globales hacen cada vez más necesarias respuestas globales y, por tanto, más gobernanza global y las cadenas de valor de cualquier producto o servicio, aunque con importantes cambios, también seguirán siendo globales. Es tanto lo que se consigue con ello en términos de eficiencia y de accesibilidad de los ciudadanos a bienes y servicios que, de otra forma, no podrían permitirse.

Sin embargo, de esta crisis se obtienen lecciones que todos tendremos que aprender y que se transformarán en oportunidades para aquellos que antes las aprendan y sean capaces de aplicarlas de la forma más eficiente. Debemos actualizar nuestros planes de contingencia para mantenernos como parte de nuestra cadena de valor o, incluso, las alternativas para, sí es posible, cambiar a otras cadenas de valor de oportunidad alternativa.

Como empresas españolas con sede social extranjera, debemos entender que, si aprendemos bien la lección, tendremos que incluir alternativas para suministros críticos, incluso los corporativos, la logística de delivery y de exportación con alguna opción nacional ante los ya no, tan imposibles, cierres de fronteras.

M.I.A.: ¿Están las multinacionales llevando a cabo análisis estratégicos de futuros relacionados con posibles cambios tanto en relación con necesidades de talento, nuevas formas de trabajo o integración con la economía local?

M.P.: Es imprescindible poner como máxima prioridad requerida para afrontar la crisis y la salida de esta, un pacto por el desarrollo del talento a través de un acuerdo por la educación, la formación profesional y un refuerzo sustancial en una I+D+i focalizada en las necesidades del siglo XXI y las potencialidades de España y sus empresas.

Desde Multinacionales por marca España apostamos por una educación para el emprendimiento, el conocimiento y una amplia oferta de profesionales cualificados en competencias cercanas a la realidad de la empresa. Los planes de estudio deben fomentar el espíritu emprendedor creando nuevas actitudes, habilidades, competencias y nuevas empresas en las que sigan siendo empleables, en trabajos que ni siquiera existen donde dependerán no de lo que saben, sino de lo que puedan aprender.

Abogamos igualmente por una propuesta universitaria de excelencia internacional con la oferta conjunta de las actuales escuelas de negocio, universidades españolas e internacionales públicas y privadas para la atracción y retención de personas con cualificaciones excelentes o talento demostrado y con acciones que permitan tanto fomentar el dominio de idiomas extranjeros como recuperar el talento emigrado.

M.I.A.: ¿Qué papel creen que deben tener las corporaciones locales, como el Ayuntamiento de Madrid, para apoyar la actividad de las empresas multinacionales en el territorio? ¿Y para asegurar que las grandes ciudades como Madrid sigan estando en el radar de los inversores?

M.P.: No cabe duda de que Madrid es una ciudad abierta e inclusiva, participativa y solidaria, que combina modernidad y raíces, cultura e innovación. Su privilegiada posición geográfica la convierte en nexo entre Europa, América y África, con capacidad para albergar organizaciones internacionales y convertirse en escenario de acontecimientos globales.

Madrid es una capital business friendly, goza de un gran atractivo para el talento internacional. A ello contribuye su ecosistema educativo, con universidades y escuelas de negocio de primer nivel, que le otorgan un enorme potencial para consolidarse como centro de conocimiento de Europa. Sin olvidar la fuerza del idioma, la segunda lengua más hablada del mundo. Todos estos aspectos bien conjugados son realmente diferenciales.

En el plano económico, es uno de los principales motores de la economía española y sede en nuestro país de un importante número de multinacionales de capital extranjero; en total, más de 4.800 compañías emplean a 812 mil trabajadores con una facturación superior a los 300 mil millones de euros en la comunidad.

La promoción de la marca de la ciudad de Madrid es una tarea de todos: también de las multinacionales extranjeras que desarrollan su actividad en la capital de España. Cabe recordar que algunas de ellas llevan más de un siglo establecidas en Madrid, otras muchas, décadas, tiempo en el que han sido testigos de momentos de prosperidad, crisis, cambios sociales… y en el que han adaptado su estructura para seguir innovando y ofreciendo lo que reclama la sociedad española y madrileña.