• Madrid Investment Attraction
  • Madrid Investment Attraction
menu
close
cab

“Empujamos a Madrid a creer que puede ser el player internacional que nunca ha sido”

Conversación con Carlos Morales, Director de Madrid Platform.  Febrero de 2021

Madrid Platform es un evento multisectorial que se celebrará los días 10, 11 y 12 del próximo mes de mayo. Será semipresencial, con encuentros virtuales entre empresas y un programa físico que tendrá lugar en el Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid. Su razón de ser es la de conectar a empresas europeas y latinoamericanas con Madrid como punto de encuentro. Carlos Morales, impulsor y director, adelanta muchos detalles en esta entrevista con M.I.A. “Esperamos generar 1.200 reuniones. Sería un éxito brutal para la primera edición y estando en pandemia”, avanza.

 

M.I.A.: ¿Qué es Madrid Platform y cómo nace la idea?

C.M.: Empiezo por la idea. Quienes ideamos Madrid Platform no somos una empresa de eventos, sino MSH-Global, un grupo con veinte años de experiencia. Es una empresa pequeñita, que fundé yo, especializada en internacionalización de empresas. Gracias a la experiencia y a nuestros clientes, vimos que en los últimos tres o cuatro años se había reforzado la llegada de inversión a Madrid. Y que sucedía por dos motivos muy concretos.

El primero: Miami. Desde el punto de vista de la inversión en América, Miami es una puerta natural. Pero la política de Trump de ir contra el multilateralismo, con un discurso de concentración, debió molestar a gente con capacidad económica. Esa es la conclusión a la que llegamos nosotros y un grupo alemán que hizo el mismo análisis. Entre 2018 y 2019 llegan a Madrid entre 2.500 y 4.000 millones de euros de inversión. El barrio de Salamanca fue prácticamente adquirido por distintos family offices de Venezuela, México… Eso nos hizo reflexionar. El segundo punto fue que, en 2019, nos llega información de que Madrid supera a Barcelona como espacio de encuentro. En América Latina Barcelona tiene una gran imagen, pero cae producto de los problemas internos de Cataluña.

Esto es un ámbito analítico. En nuestro ámbito, muchas veces las empresas nos preguntan: ¿cómo doy un salto? ¿Cómo llego a este mercado? Utilizamos ventanas de oportunidad. Recomendamos a las empresas analizar un mercado y ver dónde hay una ventana. A nivel global, en las relaciones entre Europa y América, a Madrid se le abrió una ventana de oportunidad. De forma natural empezó a llegar capital. El flujo de Europa a América ya se producía, porque el hub que tiene Iberia en Madrid es muy potente, con la T4 e IFEMA. Lo extraño es que viniera flujo de América a Europa. Según el ICEX, América Latina ya representa el primer flujo de inversión en España. Es un dato interesante. Lo que hicimos fue ir al interlocutor válido y decir: está ocurriendo esto. Creemos que es el momento de que Madrid juegue a ser un player global, porque nunca lo ha sido. Y creo que tocamos a la puerta correcta en el Ayuntamiento.

M.I.A: ¿Cuándo llamaron a esa puerta?

C.M.: En 2019. Fuimos a la Dirección General de Economía, lo planteamos y nos dijeron: la música nos gusta, ¿por qué no hacéis un proyecto? Contratamos a personas expertas en organizar eventos. Ese flujo necesitaba tener algo visible y esa visibilidad tenía que ser vía encuentro. Se creó Madrid Platform: un hub de negocios entre Europa y América donde la base es Madrid.

M.I.A.: ¿Qué habrá más allá del evento?

C.M.: El evento es consultoría estratégica pura y dura. Lo que hacemos es que vengan empresas para generar un ecosistema. ¿Cómo trabajamos este ecosistema? A través de una plataforma tecnológica en la que generamos una base de datos. Cuando entras a la web y te inscribes, saltas directamente a esa plataforma, una especie de Facebook empresarial. Manejamos todo lo que ocurre dentro para preparar el evento de 2022. Nuestra intención es que este ecosistema se regenere anualmente. Empezaremos con una cantidad pequeña de empresas, pero la vocación es a largo plazo. Con MSH-Global llevamos veinte años y creemos que nos quedan otros veinte para consolidar.

M.I.A.: ¿Cómo ha afectado la pandemia a la organización?

C.M.: Planteábamos el evento para septiembre de 2020. Estaba pensado para IFEMA y tenía un corte muy empresarial. Cuando llegó la pandemia tuvimos que adaptarnos al cambio. Aplazamos el evento y lo llevamos a mayo de 2021. Reflexionamos con el equipo y le dimos una vuelta completa.

Decidimos ir al centro de Madrid, al palacio de Cibeles. Dividimos el target y creamos productos para la pequeña empresa. En el ámbito internacional, la pequeña empresa se mueve en lo que se llama movimiento prescriptivo: va donde la gran empresa le contrate servicios. No hace un análisis de dónde puede su producto ser más interesante. Buscamos un ámbito más prospectivo y creamos el Ágora y las Ruedas de negocio, que en esta primera edición serán de manera virtual. Las dos lenguas del evento son el español y el inglés.

Luego tenemos el producto para mediana y gran empresa. Hay que tener en cuenta que el trasfondo es la globalización, un concepto muy denostado pero interesante. Ahí hemos creado cuatro áreas que las empresas han acogido con muchísimo interés: transición ecológica, disrupción tecnológica, derechos humanos y empresa internacional. Son verticales relacionados con los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas. Esta pata es presencial y tendrá, según estemos en mayo, entre el 30% y el 50% de aforo.

M.I.A.: Aunque los aforos sean reducidos, ¿vendrán asistentes de fuera de España?

C.M.: Sí. Pongo un ejemplo. En el Ágora es una apuesta nuestra: que una empresa pequeña quiera ser ponente de su modelo de negocio y tenga veinte empresas de público, que quieran oírlo para ser su partner en algún país. Habrá quince ponentes y veinte oyentes por ponente, esto es, 300 empresas. De los cinco primeros inscritos, la primera es una empresa francesa, la segunda chilena, la tercera norteamericana y las otras dos españolas. Nuestro mensaje, que Madrid sea un espacio de encuentro entre Europa y América, tiene sentido para las empresas y no hemos tenido que desarrollarlo tanto: en cuanto han visto la web se han apuntado.

La norteamericana se ha inscrito porque uno de nuestros partners es el Grupo Iberia. En todos los vuelos de largo alcance, antes de poner el entretenimiento a bordo, aparece un anuncio de Madrid Platform. Una empresa de Miami contrató el Ágora y nos sorprendió, pero entendimos que venía de ahí.

M.I.A.: ¿A qué sectores empresariales pretenden atraer?

C.M.: Cuando diseñamos el equipo, contratamos a una experta en contenidos: Bárbara Manrique, que viene de estar once años en el comité del Grupo Prisa haciendo grandes eventos en Iberoamérica y España. Lo primero fue determinar las verticales de interés para el mundo empresarial. Por eso fuimos a transición ecológica, tecnología, contenido financiero y derechos humanos. De los ODS, doce son derechos humanos. A partir de ahí, hay subtemas: demografía, incidencia de las crisis sanitarias o migratorias en la economía, etc.

¿Qué ocurrió cuando se lo propusimos a las empresas? Pongo un ejemplo. Suscribimos un acuerdo con ANESE, la asociación nacional de empresas de servicios energéticos, que está viendo la posibilidad de hacer presentaciones entre ellos. Mientras hablábamos eso, una empresa nos dijo que el tema de la movilidad es muy importante. Lo vio Ferrovial y propuso un evento paralelo. Será el primer Foro Internacional de Movilidad Urbana e irá dentro de Madrid Platform. En el ámbito de la tecnología también estamos creando un gran foro de digitalización porque lo han pedido las empresas. Está Barrabés, Fundatec… Colaboran para armar un programa de más de setenta horas entre foros, seminarios, talleres y sesiones pro-negocio orientadas a los países, de una hora en la que cada país presenta sus oportunidades a través de su cámara de comercio.

M.I.A.: ¿Qué aportará Madrid Platform a una pyme? ¿Y a una gran empresa?

C.M.: La plataforma en sí generará sinergias a largo plazo. Tiene un formato de matcheo [emparejamiento] potente. Lo que buscamos es el encuentro constante a nivel internacional. Cuando una pequeña empresa se desplaza, tiene un alto porcentaje de posibilidades de que le vaya mal. Hay miles de detalles que se solventan hablando con un par tuyo, con una empresa del mismo tamaño que ya esté en ese entorno. Eso es lo que queremos con las Ruedas de negocio: que una empresa se encuentre con sus pares y aprenda del negocio internacional. Que tenga referencias, interlocutores en otros países.

En el Ágora buscamos el desarrollo del negocio local que ya funciona pero no está en el ámbito internacional. Hay, por ejemplo, una ingeniería francesa consolidada sin desarrollo internacional. Y una empresa maravillosa de Tomelloso con la capacidad de crear, en 48 horas, un parking con un producto reciclable. Estas empresas pueden pasar desapercibidas, pero en el Ágora tienen su espacio.

M.I.A.: ¿Con qué instituciones colaboran a nivel nacional? ¿Colaboran con entidades multilaterales?

C.M.: Sin el apoyo del Ayuntamiento, Madrid Platform no tendría ningún sentido. La Comunidad de Madrid también está y traen instituciones como la Cámara de Comercio  y su ventanilla única. Pedimos a las instituciones que no solo nos apoyen con una palmada en la espalda, sino que pongan contenido. Respecto al Ayuntamiento, es interesante que todos los grupos políticos apoyaran la subvención.

A nivel institucional, tenemos al Ministerio de Industria y por tanto a ICEX y ENISA. A nivel de organizaciones empresariales, están la CEOE, 22 patronales latinoamericanas, la Federación Internacional de Jóvenes Empresarios, la Secretaría General Iberoamericana y la Organización de Estados Iberoamericanos. La Fundación Euroamérica nos aportará parlamentarios europeos para discutir algunos temas, como los tratados de libre comercio y su incidencia en el comercio internacional. Está Fundatec. Ahora empezamos con los centros tecnológicos. Y ya han entrado los clústers que tenemos en Madrid. A nivel de organismos de promoción de los países están todos: Chile, Colombia, Perú, Ecuador, Panamá y todas las cámaras europeas menos la de Alemania.

M.I.A.: ¿Qué aportará el evento a Madrid como ciudad?

C.M.: El punto es que, de alguna manera, empujamos a Madrid a creer que puede ser el player internacional que nunca ha sido. Madrid no es un jugador internacional: lo es Londres, París, Frankfurt, Milán, Nueva York, Medellín, como capital tecnológica de América Latina… Cada ciudad busca su especialidad y, de España, Madrid no es un player. ¿Qué apellido le ponemos a Madrid? Porque Milán es el diseño; París, el patrimonio histórico y el lujo. Londres es la City; Frankfurt, las finanzas y el dinero europeo. ¿Pero Madrid? Parece que nos cuesta. El Real Madrid es muy conocido, pero eso aporta dinero al club, no a la ciudad. Nuestra propuesta es que se abre una ventana de oportunidad a nivel global. Si somos capaces de vincular a los actores que deben estar vinculados al evento, nadie te quita ese espacio. Solo hay que ir generando el espacio año a año y que las instituciones se lo sigan creyendo. El Ayuntamiento se lo creyó.

La Secretaría General Iberoamericana tiene su sede en Madrid. La Organización de Estados Iberoamericanos también, pese a que España es un financiador muy pequeño. El Consejo Empresarial Iberoamericano tiene su sede en Madrid. Nadie les había unido en un vínculo y Madrid Platform lo va a hacer. ¿Por qué? Porque existe lo que buscábamos: la capacidad de arrastre de Madrid y la plataforma a la que las empresas se suben para desarrollar esta propuesta. ¿Qué le damos a Madrid? Un apellido. Un carácter. Un espacio en el ámbito internacional, que es ser el operador entre Europa y América.

M.I.A.: Si hubiera que ponerle uno, ¿qué apellido tendría Madrid? ¿Qué valores encarna ahora mismo y cuáles debería potenciar?

C.M.: Madrid es como una niña tímida. Tiene un potencial enorme, pero no lo desarrolla. No digo que el apellido de Madrid vaya a ser Platform. Digo que el Platform le va a dar un apellido a Madrid, que es el de ser puerta de Europa o América. Hemos hecho webinars con cámaras europeas y hemos preguntado a los empresarios: ¿usted iría a hacer negocios a Nicaragua? La mayoría dice que no. ¿Y vendría a Madrid a hacer negocios con una empresa nicaragüense? La mayoría dice que sí. Eso es Madrid Platform.

Madrid tiene muchas cosas interesantes desde mi punto de vista. Desde el punto de vista de la empresa, tiene el español, la lengua que nos vincula de manera natural con toda Iberoamérica. Eso no lo puede desarrollar ninguna capital de Europa. París no puede tener un París Platform con América Latina porque es muy complejo. También irradia fortaleza porque las grandes empresas españolas suelen tener su sede aquí. Es la duodécima ciudad del mundo más segura, algo que a nosotros nos puede parecer una broma pero que para Ciudad de México, Bogotá o Buenos Aires es un valor. Y desde el punto de vista logístico lo tiene todo: IFEMA, el aeropuerto, Metro, Renfe, alta velocidad. En Madrid confluyen todos estos atributos, pero nunca lo dice.

M.I.A.: ¿Con qué ciudades compite?

C.M.: A nivel de encuentro, con Barcelona. Porque Miami tiene el hándicap del inglés: a pesar de que haya muchos españoles, los trámites tendrás que hacerlos en inglés.  En Barcelona el hándicap es que su imagen ha caído desde el punto de vista de ciudad segura.

M.I.A.: ¿Cuentan con desarrollar el evento en los próximos años o dependerá del apoyo del Ayuntamiento?

C.M.: Si el Ayuntamiento no lo apoyase, si la ciudad no creyera en su propio desarrollo como player internacional, no tendría mucho sentido. Cuando Madrid Platform llegue a su quinta o sexta edición y atraiga entre mil y cinco mil empresas, me encantaría que volviéramos a hablar. La marca está para quedarse.