• Madrid Investment Attraction
  • Madrid Investment Attraction
menu
close
cab

“De Madrid destacaría que es una ciudad muy internacional en la que es muy fácil encontrar talento”

Conversación con Patrick Gött, Managing Director BASF Digital Solutions. Mayo de 2021

Patrick Gött es el máximo responsable del hub digital de BASF, una multinacional química de origen alemán que en 2019 buscó dónde instalar su oficina europea de soluciones tecnológicas. Fue una pequeña competición entre Lisboa, Oporto, Madrid y Barcelona que se saldó con la elección de la capital española.

En esta entrevista, Gött detalla qué trabajo llevan a cabo desde entonces y qué factores les llevaron a instalarse. “En la mezcla entre la oferta y demanda de empleados que necesitábamos, Madrid nos pareció la ciudad más apropiada”, avanza.

M.I.A.: BASF abrió su hub digital de Madrid a principios de 2019. ¿Qué presencia tenía entonces en la ciudad?

Patrick Gött: Tenemos fábricas en todo el mundo. En España, en Catalunya y Guadalajara. Esta es la primera oficina que abrimos en Madrid, es algo completamente nuevo para nosotros. Hemos empezado desde cero aquí: no teníamos ni oficina, ni nada de recursos humanos.

M.I.A.: ¿En qué momento deciden abrir un hub digital y por qué?

P.G.: Analizamos muchas opciones. La idea principal era, y es, tener un hub digital en Europa porque ya tenemos uno en Asia. Madrid está dentro de Europa, cerca de muchas de nuestras fábricas. El enfoque era Europa. Vimos múltiples opciones y Madrid nos gustó muchísimo. Queremos llegar a los 350 empleados, necesitamos una oferta grande y eso solo se da en ciudades como Madrid. Su internacionalidad, sus universidades, etc., fueron los principales motivos. También es cierto que si comparas Madrid con Londres, Berlín, París o Múnich, con todas las ciudades grandes e importantes, los salarios son más bajos. Eso ayuda en la decisión.

M.I.A.: ¿Qué otras opciones se plantearon en Europa? ¿Barcelona, Viena, Praga…?

P.G.: Lisboa y Oporto estuvieron sobre la mesa. Y Barcelona. Pero en el mix entre la oferta y demanda de empleados que necesitamos, Madrid nos pareció la más apropiada. Barcelona también es una ciudad interesante. Y sé que los españoles siempre las comparan (risas). Son ciudades interesantes, pero quizá la internacionalidad de Madrid y que la competencia sea algo menor son pluses para nosotros. La pregunta no era si Madrid o Barcelona. Era una pregunta a nivel europeo y ganó Madrid.

M.I.A.: Habla de costes salariales y universidades. ¿Hay otros factores?

P.G.: He utilizado muchas veces la palabra internacionalidad. ¿Qué significa eso? Para una empresa como BASF, es muy interesante tener una plantilla diversa, tanto en género como en nacionalidades. Eso es algo que encontramos aquí. Ahora mismo, nuestra plantilla tiene un 25% de no españoles. Es importante. Nos gusta esa mezcla. La mayoría son españoles, pero hay una tasa relevante de gente de otros países. Y aquí puedes atraer a gente de Europa del norte por la calidad de vida y a empleados de América Latina por la lengua, la cultura y la cercanía.

M.I.A.: ¿Contratan también a gente que no viva en Madrid pero quiera mudarse?

P.G.: Sí. No es nuestro proceso principal, pero tenemos una tasa de alrededor del 10% de personas que no viven en España: de Brasil, Egipto, India… La mayoría es gente que ya vive aquí, pero es importante tener esa mezcla.

M.I.A.: ¿Qué tareas se llevan a cabo en el hub?

P.G.: Trabajamos exclusivamente para BASF, para cualquier solución o línea de negocio que se use dentro de la empresa. Son soluciones para la producción, porque BASF tiene muchísimas fábricas, herramientas para la investigación y el desarrollo… Usamos tecnologías que están al día y trabajamos con expertos en ciberseguridad, en datos e ingenieros en datos. Es un enfoque bastante amplio. Actualmente somos 135 empleados y vamos a crecer hasta los 250 o 300 este año.

M.I.A.: ¿Cómo les ha afectado la pandemia?

P.T.: Es una pregunta muy amplia. Una diferencia grande ha sido el trabajo en remoto. Antes de la pandemia ofrecíamos tres días en la oficina y dos teletrabajando, así que ya teníamos todas las herramientas necesarias. Además, trabajamos con métodos ágiles. Lo raro es no vernos, la falta de cercanía, la posibilidad de tener relaciones. Pero en Madrid ha funcionado todo muy bien: solo paramos de contratar en marzo del año pasado y no por la situación de la ciudad, sino la del negocio. Paramos la contratación hasta saber qué dirección tomar. A mediados de abril lo retomamos y empezamos a contratar por videoconferencias, cien por cien remoto. A decir verdad, hemos contratado a la mayoría de gente durante este tiempo. Así que la mayoría de empleados nunca ha pasado tiempo con el resto.

M.I.A.: ¿Cambiará la oficina a futuro? ¿Piensan ir a un espacio más reducido o se mantendrán donde están?

P.G.: Hemos empezado a ir a un espacio de coworking. Está claro que en el futuro no vamos a ofrecer un escritorio a cada empleado porque habrá una tasa de teletrabajo muy alta. Estamos aclarando las directrices, viendo cómo lo haremos, pero para nosotros la vida privada es muy importante y en Madrid la gente tarda entre 30 minutos y una hora en llegar a la oficina.

Respecto a la zona: estamos en Nuevos Ministerios, desde donde se puede ir rápido al aeropuerto, hay Cercanías y línea 10 de Metro. La infraestructura de Madrid está genial y esta es muy buena zona, así que nos quedaremos ahí.

M.I.A.: En distintas entrevistas, BASF ha mencionado el gran pool de talento digital que hay en Madrid. ¿Qué capacidades digitales existen aquí?

P.G.: Contratamos muchísimo en áreas de datos. Y encontramos muy buenos perfiles. Desde nuestro punto de vista, las universidades ofrecen una buena formación dual para esta profesión. La segunda área que destaca es la de full stack developers, que usan todo tipo de tecnologías. También se encuentran bastantes perfiles que han trabajado tanto en multinacionales como en startups.

M.I.A.: Hay empresas que dicen que es difícil contratar, que hay mucha competencia para fichar a estos perfiles…

P.G.: Depende. BASF tiene su sede en Ludwigshafen, donde está también la sede de SAP. Si yo ahora mismo busco allí un perfil de recursos humanos, al día siguiente tengo diez buenos candidatos. Pero en el área de IT es distinto. Hay perfiles interesantes, pero SAP también los está buscando.

M.I.A. Es usted un buen embajador de Madrid. Si tuviera que decirle a la administración cómo vender mejor la ciudad, ¿qué le recomendaría? ¿Qué características debería destacar para atraer a empresas extranjeras?

P.G.: No lo enfocaría en la calidad de vida de Madrid, porque eso no es tan interesante para la gente que tiene que tomar la decisión. Quizá lo enfocaría más en el talento. Es muy fácil encontrar perfiles interesantes. Además, antes el nivel de inglés y de otros idiomas no era muy alto. Pero eso ha cambiado con las nuevas generaciones, que son internacionales, han hecho Erasmus y han ido a colegios bilingües.

Algo que la gente igual no sabe es que Madrid es, de verdad, una ciudad muy internacional. En el área de IT siempre puedes atraer talentos de otras partes del mundo gracias a la calidad de vida. Pero eso es solo una ayuda para vender lo fácil que es encontrar talento.

M.I.A.: ¿Tienen relación con la Administración? ¿Han echado de menos que les ayudaran en algo?

P.G.: No hemos tenido mucha relación con ellos porque todo funciona bien. Ahora queremos empezar a trabajar en los clústers. El de Big Data y el de Ciberseguridad parecen muy interesantes. Este año quizá no sea posible, pero el que viene sí. Iniciativas como estas son importantes: que las empresas que están aquí colaboren un poquito para beneficiar al resto.