• Madrid Investment Attraction
  • Madrid Investment Attraction
menu
close
cab

Keima, empresa tecnológica galesa se abre al mercado europeo desde Madrid

Keima es una empresa de software nacida en Cardiff, Gales, en el año 2006, que desarrolla y comercializa Overture, una herramienta software optimizada para el diseño de redes de telecomunicaciones (IoT, 4G, 5G, Wi-Fi, Fixed Wireless, etc.). Desde hace apenas unos meses, apoyándose en el programa de International Trade Development del gobierno de Gales y en el servicio de soft landing para empresas internacionales del Ayuntamiento de Madrid, su Directora de Operaciones, Iris Barcia, se encuentra en Madrid diseñando la expansión de la empresa en España.

M.I.A.: Las empresas que ofrecéis productos especializados en verticales muy concretos soléis ser grandes desconocidas entre el público general, ¿podrías explicarnos brevemente quiénes sois?

I.B.: Somos una empresa de software que desarrolla y comercializa una herramienta para el diseño de redes de telecomunicaciones. Una forma sencilla de describir lo que hacemos es pensar en las antenas que operadores como Telefónica, Vodafone u Orange despliegan en España: Overture integra análisis de datos, algoritmos de propagación de radio frecuencia y automatización para evaluar a nivel estratégico en qué zonas se necesitarían más antenas y de qué tipo; qué tecnologías desplegar, nivel de densificación y la localización óptima que ofrecería a los usuarios el mejor servicio con la menor inversión. El número de factores que influyen en una decisión como esa es enorme, y necesitamos herramientas inteligentes que permitan evaluar todos esos factores de forma conjunta.

Otro ejemplo serían el despliegue de redes Wi-Fi o el diseño de infraestructuras para Ciudades Inteligentes.

Aunque Overture se utiliza a nivel global, la mayor parte de nuestros clientes están en Estados Unidos, donde hace años que tenemos una segunda oficina y hemos ganado una experiencia muy valiosa durante todos estos años trabajando en proyectos muy variados a escala nacional. Sobre todo porque es un mercado enorme y muy dinámico, en el que hemos notado muchísimo la transformación del sector y la consolidación de nuevos modelos de negocio: nuestro cliente final tradicional solía ser el operador móvil o empresas de  servicios y vendors (Nokia, Ericsson), pero ahora se incluyen empresas de cable, infraestructuras compartidas, proveedores de IoT, incluso gobiernos involucrados en proyectos de ciudades inteligentes… la lista se hace cada vez más grande.

Ahora mismo contamos con clientes consolidados tanto en Estados Unidos como en Reino Unido. En los últimos años hemos notado una mayor actividad en el mercado europeo, lo que nos ha llevado a considerar la apertura de una tercera oficina en Madrid.

M.I.A.: Para profanos en materia de telecomunicaciones, ¿qué es lo que hacéis exactamente y por qué es importante?

I.B.: Nuestro objetivo siempre ha sido construir una herramienta que minimice la diferencia entre el plan estratégico y la realidad del despliegue. Esto es importante debido al alto coste de cada estación de telefonía, una planificación precisa permite valorar si el impacto en los usuarios y el rendimiento de red justifica la inversión.

Gran parte de lo que hacemos se basa en innovación y en la búsqueda de nuevas soluciones técnicas. Hemos tenido la ventaja de ser una empresa atípica para nuestro sector. Nuestro pequeño tamaño nos permite ser muy ágiles y capturar rápidamente cambios en el mercado, y al mantenernos independientes hemos podido apostar por estrategias más innovadoras que han transformado los procesos y las técnicas de planificación tradicionales. Por ejemplo, en 2012 presentamos en el MWC por primera vez el uso de redes sociales para la planificación móvil. También creamos nuestros propios modelos digitales del entorno (clutter), buscando reproducir de la manera más realista posible los elementos que afectan a la propagación de señal y con la resolución necesaria en las redes heterogéneas actuales. Ambos aspectos, ser capaces de modelar el comportamiento de los usuarios y ser capaces de reproducir con precisión el comportamiento de la señal, son determinantes para el dimensionado de redes 4G y 5G. 

Estructuralmente estamos más orientados hacia la comercialización de producto que la provisión de servicios, sobre todo porque normalmente nuestros clientes encuentran que herramientas o procesos tradicionales no son válidos para los problemas que se plantean en las redes actuales y futuras. Así es como hemos crecido en el mercado estadounidense y británico, ofreciendo un producto transformador y para el que no necesitan un proceso de adaptación.

M.I.A.: Ahora que estamos todavía con la resaca del Mobile World Congress, en el que el 5G parece haber sido uno de los temas dominantes, y sabiendo que formas parte de comités europeos en el ámbito, ¿realmente el 5G va a cambiar tanto?¿Cómo impacta esta nueva era en la estrategia de Keima?

I.B.: Este MWC mostraba una clara consolidación de 5G, creo que no recuerdo ningún stand sin una referencia a esta tecnología. Ese interés se extiende a una actitud más proactiva de los gobiernos e instituciones, que apuntan a 5G como un potenciador económico y están estudiando en mayor detalle el impacto asociado. Uno de los mayores beneficios de 5G será la latencia, y eso sí que podría abrir la puerta a nuevas aplicaciones. La capacidad seguirá dependiendo de la frecuencia de transmisión, aunque 5G presenta la ventaja de contemplar el uso de altas frecuencias (por encima de 28GHz), lo que implica un radio de cobertura menor y por tanto una mayor densificación de la red.

Por ahora, a nivel comercial, nosotros hemos notado interés en proyectos de coches autónomos y, con diferencia, en provisión de banda ancha inalámbrica. Uno de los últimos algoritmos que hemos desarrollado permite el diseño automatizado de este tipo de conexiones (Fixed Wireless Access). En Estados Unidos, Verizon es un buen ejemplo de ello y 5G FWA ya está disponible en varias ciudades. Pero el despliegue comercial de soluciones de movilidad lo vemos más lejos. Aún hay aspectos técnicos importantes que resolver a altas frecuencias.

Para nosotros la integración de 5G es muy positiva. Cuando imaginamos como serían las redes de comunicaciones del futuro, sentamos las bases de la versión actual de Overture y los requerimientos de 5G se ajustan perfectamente a esos parámetros.

M.I.A.: Siendo una empresa relativamente pequeña, quizá pueda sorprender vuestra presencia en mercados tan maduros y exigentes como el norteamericano y el fuerte peso de las exportaciones sobre vuestra actividad. ¿En qué momento se plantea Keima venir a España?¿Con qué objetivo?

I.B.: Habiendo nacido y crecido en España hay una componente personal que no se puede ignorar, así que siempre hablamos de la posibilidad de abrir una oficina aquí. Creemos que en España hay muchísimo potencial y talento, además de ser una puerta muy clara al mercado latinoamericano. Sí que es cierto que no teníamos pensado abrir una oficina fuera de UK en 2018, pero Brexit nos obligó a acelerar los planes de expansión.

A la hora de elegir dónde ubicarnos, nos quedamos con dos ciudades finalistas y valoramos la presencia de operadores móviles y empresas del sector. Pero además Madrid presentaba ventajas muy claras desde un punto de vista de movilidad.

La experiencia hasta ahora ha sido muy positiva y muchísimo más fácil de lo que esperábamos. De hecho, subestimamos la velocidad del mercado estadounidense y eso está limitando por ahora la oportunidad de explorar el mercado español al nivel que teníamos como objetivo, pero consideramos que las perspectivas son muy buenas.

M.I.A.: Una pregunta inevitable en estos tiempos todavía de incertidumbre con respecto al Brexit y futura relación entre Europa y Reino Unido: en vuestra experiencia, ¿estáis observando que haya más empresas tecnológicas como la vuestra que estén diseñando o poniendo en marcha planes de contingencia que incluyan establecimientos en otros países europeos?¿Creéis que ciudades como Madrid deben ser más agresivas a la hora de aproximarse a empresas o profesionales como vosotros?

I.B.: Por ahora sólo vemos parte del daño generado por Brexit. Creo que sus consecuencias, pase lo que pase el 29 de Marzo, son más profundas de lo que imaginamos, y como en nuestro caso, una clara oportunidad para una ciudad como Madrid. El paso que hemos dado es enorme para una empresa de nuestras características, y en mi caso había factores que lo facilitaban, aunque estoy segura de que hay más empresas es nuestra misma situación.

En mi opinión, una de las grandes barreras para Madrid es que la percepción de España está muy asociada al turismo, a la lentitud de procesos y sobre todo a poca cultura empresarial/emprendedora… Pese a que hemos encontrado un entorno muy positivo, me duele un poco reconocer que hay cierta verdad tras esas percepciones, va a requerir trabajo cambiarlas y se necesita un mensaje claro y directo. Independientemente del origen de la empresa, creo que se sabe poco de la tecnología que se crea en España y la red emprendedora existente.

M.I.A.: En el sentido contrario, es loable la labor de gobiernos como el de Gales a través de programas como su International Trade Development (ITD) de ayuda a la expansión internacional de sus empresas tecnológicas más prometedoras. ¿Podrías contarnos algo de vuestra experiencia con ellos en este sentido?

I.B.: No lo puedo comparar con España porque no conozco los procesos y ayudas aquí, pero los programas galeses están asociados a fondos europeos, por lo que imagino que puede haber iniciativas similares. El apoyo proporcionado por el gobierno Galés es muy amplio y se impulsa muchísimo la innovación y la tecnología: participación en ferias internacionales, asesoramiento gratuito para PYMES, cursos de formación gratuitos para PYMES,  viajes de desarrollo de negocio subvencionados, organización y comunicación de eventos de negocios… Son muy proactivos y el trato que ofrecen es muy personalizado y muy orientado a exportación y  al crecimiento: simplifican los procesos de solicitud al máximo, si el objetivo de su programa es una PYME que tiene que dedicar a una persona a solicitar ayudas, ese puesto de trabajo no se dedica a generar conocimiento o valor.

En cualquier caso, algo que sí que he notado es que Gales promociona a sus pequeñas empresas sin miedo, las integran como parte de su marca y parte de sus actividades exteriores. Yo creo que eso es muy positivo para ambas partes.

M.I.A.: Habéis sido una de las primeras empresas en estableceros en los espacios de soft landing que el Ayuntamiento de Madrid ha habilitado para empresas extranjeras a través de su oficina de atracción de inversiones, Madrid Investment Attraction. ¿Qué opináis de la iniciativa y cómo está siendo la experiencia?

I.B.: M.I.A. es una iniciativa muy interesante, y sin duda recomendaría a otras empresas como la nuestra que apostaran por el proyecto. Siendo una de las primeras empresas en el espacio notamos que no es un co working estándar y hay ciertos aspectos que aún se están desarrollando y que creo que maximizarían los aspectos positivos del programa, como la organización de eventos. Pero el apoyo que hemos recibido por parte del grupo de trabajo de M.I.A. es excelente, la localización del espacio es increíble, en pleno centro de Madrid, con buenas comunicaciones y muchísimos servicios nada más salir del portal.

M.I.A.: Ya para finalizar, una última pregunta sobre el futuro. ¿Cuáles son vuestros próximos retos en España, y cómo crees que os podría ayudar el Ayuntamiento de Madrid u otros organismos públicos?

I.B.: Todavía no hemos llegado a los grandes retos: establecimiento de empresa, contratos… esa es la parte que se ha retrasado dado el volumen de trabajo de este año. Creo que un espacio de este tipo es idóneo para conectar a empresas. Las empresas extranjeras instaladas en M.I.A. tienen acceso directo a mercados internacionales, son empresas establecidas y tienen contactos y conocimientos que pueden transferir. M.I.A. por su lado, cuenta con conocimiento local muy valioso para cualquier empresa que está abriendo negocio en España, o puede facilitar acceso a personas más especializadas en un sector particular.