• Madrid Investment Attraction
  • Madrid Investment Attraction
menu
close
cab

“No se trata solo de posicionar Madrid en China como destino de inversión, sino como la referencia social y cultural que es”

Entrevistamos a Víctor Cortizo, Socio Fundador de Cortizo Legal, uno de los mayores expertos en nuestro país en relaciones bilaterales España-China. Especializado en el desarrollo de negocios en el mercado chino, Víctor es director del Centro Hispano-Chino “Diego de Pantoja” de la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid (UFV), Vicepresidente de Cátedra China y coordinador de su grupo de trabajo sobre la nueva ruta de la seda, así como miembro de la organización BNRSC (Belt and Road Services Connection). A lo largo de su trayectoria ha asesorado a diversos organismos públicos en materias relacionadas con la presencia e inversión china en nuestro país, y desde hace cerca de un año es el representante en China de M.I.A. (Madrid Investment Attraction), la oficina de captación de inversiones del Ayuntamiento de Madrid.

M.I.A.: Desde mediados de 2018, el Ayuntamiento de Madrid cuenta con una antena de su oficina de atención al inversor extranjero (M.I.A., Madrid Investment Attraction) en China. ¿Podrías compartir con nosotros cuáles son los objetivos de la antena y los principales servicios que ofrece?

V.C.: La antena de M.I.A. es representada por el equipo que Cortizo Legal tiene en Beijing desde hace ya muchos años y que a lo largo de este tiempo ha desarrollado actividad en diversas áreas, que van desde la asesoría jurídica en el entorno chino hasta la consultoría destinada a la presencia de empresas españolas en China. Uno de los temas más interesantes es el proceso que comenzamos a percibir hace unos años donde son las empresas chinas las que tienen demanda de información sobre nuestro país y, desde que tenemos la antena, sobre nuestra ciudad.

Nuestros servicios van desde la preparación de una agenda, estudios de mercado, negociaciones y en general la amplia gama de necesidades que surgen en las relaciones entre China y España. Es un tema muy diverso, y casi siempre es necesario un trabajo muy personalizado por el desconocimiento y las reservas que suelen existir con países muy lejanos.

Desde la antena prestamos servicios en toda la República Popular China, aunque es en Beijing donde tenemos nuestra mayor actividad. En cualquier caso, atendemos con normalidad otras ciudades en China como Shanghái, Chengdu, Hangzhou, Xi’an, etc. Hemos realizado algunas presentaciones de Madrid en ciudades más pequeñas de China donde existe un importante desarrollo económico y muchas oportunidades.

Nosotros nos dirigimos a empresas que ya han tomado decisiones internacionales con una política activa de presencia exterior, en un entorno de negocio medio alto, que ya han tenido alguna experiencia en el mercado internacional y que sean conocedores del entorno de negocios europeo. De esta forma nos garantizamos la vocación exterior de la empresa y las posibilidades reales de tener presencia en Madrid. En todo caso mantenemos igualmente importantes relaciones con fondos chinos interesados en conocer posibilidades de inversión en Madrid.

La actividad de la antena se enfoca a sectores muy diversos, por la propia naturaleza de las compañías chinas que suelen tener divisiones diferentes en negocios diversos.

M.I.A.: España y Madrid no han sido tradicionalmente destinos prioritarios de la inversión china en el exterior, pero desde comienzos de la última década su actividad inversora aquí se ha incrementado notablemente, superando 3 de los últimos 4 años los 1.000 millones de euros de inversión anual según el Registro de Inversiones, y con un stock en el país por encima de los 10.000 millones. En su opinión, ¿qué ha cambiado para que Madrid sea visto cada vez más como destino atractivo desde China?

V.C.: Desde luego lo primero es que Madrid ha adquirido una importante conciencia del papel de China. Durante muchos años se ha vivido de espaldas a todo esto, y en la actualidad el interés de Madrid por China se manifiesta de forma clara en momentos como la celebración del Año Nuevo Chino o en la propia existencia de la antena. Este abrazo de Madrid a China nos ayuda mucho a posicionarnos en el mercado chino. La visita del Presidente Xi a finales del pasado año ha sido igualmente muy interesante, por la amplia difusión que los medios de comunicación chinos hicieron de la visita de Estado y de la ciudad de Madrid. Ese viaje ha despertado el interés de muchos inversores en Madrid y en España.

No existe en mi opinión un perfil demasiado uniforme para definir al inversor chino. Podemos decir que son empresas que han consolidado su crecimiento en China y que buscan aumentar su crecimiento en el mercado chino a través en muchos casos de sus inversiones en el extranjero. El inversor Chino busca inversiones que estratégicamente le resulten interesantes y casi siempre con una visión a largo plazo. No es un inversor especulador sino que quiere poner en valor su interés en el amplio mercado chino y casi siempre con una visión muy amplia y estratégica de su inversión que está en búsqueda permanente de oportunidades.

En las ubicaciones es importante el acceso a los medios de transporte y en general el entorno. Realmente miran con detalle la ubicación y normalmente saben valorarla. En todo caso, les gustan ubicaciones Premium que posicionen socialmente su presencia aquí.

M.I.A.: ¿Cuál cree que es la percepción actual de Madrid en China? ¿En qué áreas se debería hacer un mayor esfuerzo de promoción?

V.C.: Madrid requiere una mayor “lluvia fina”. No se trata solo de vender la ciudad como destino de inversión, sino como la referencia social y cultural que es. La historia y su pasado como ciudad y también como país ayudan mucho al posicionamiento. Tenemos que insistir que Madrid no es una ciudad europea cualquiera. Es muy valorado el clima de negocios, la estratégica ubicación y la facilidad para moverse desde el punto de vista empresarial. Madrid es una ciudad abierta y así se percibe por ellos.

Evidentemente tenemos una gran competencia de ciudades como Milán o Londres, pero considero que poco a poco están reduciendo su impacto para dejar cada vez más espacio libre al peso de Madrid. Desde luego Madrid es un marca con creciente valor y solo es necesario seguir trabajando poco a poco reforzando esto y adelantando en protagonismo a otras ciudades europeas más apáticas.

M.I.A.: Iniciativas como la nueva Ruta de la Seda parecen abrir nuevas oportunidades de colaboración e inversión bilateral, pero hay diferencias notables en cuanto a cómo cada uno de los países europeos se están aproximando a ellas. ¿En qué sectores o áreas cree que Madrid y España deberían poner el foco?

V.C.: Una de las líneas de mayor trabajo de la antena de Beijing es la de posicionar Madrid como sede los Headquarters de las compañías chinas para su presencia en Europa, Norte de África o América Latina. Sin duda es uno de nuestras grandes valores.

Naturalmente detectamos interés en ciertas áreas del sector inmobiliario, agroalimentario, tecnológico, logístico y empresas constructoras y de infraestructuras.

La forma preferida de abordar estas oportunidades desde la perspectiva china suele ser la entrada directa (que es la que mejor encaja en su perfil inversor), aunque a veces es suficiente firmar un acuerdo inicial de colaboración. Cuando optan por esta segunda opción simplemente están comenzando a profundizar en el área y necesitan más tiempo, pero siempre es un buen inicio la firma de acuerdos sencillos de colaboración que lógicamente deben ser desarrollados por ambas partes.

Es cierto que existen algunas limitaciones del gobierno chino a la inversión en el exterior que pueden suponer un freno, pero en nuestra opinión solo es una limitación de ciertas inversiones y que solo aumentan las exigencias o la justificación estratégica del inversor. En todo caso son decisiones temporales que no se mantendrán ilimitadamente.

Por otro lado, hay algunas medidas de promoción de la movilidad de inversores hacia España, como la Golden Visa, que son interesantes pero no muy determinantes. Creo que es algo que tiene que definirse más, ser un poco más operativa, pero sobre todo esperar tiempo, porque la experiencia que hemos visto con temas similares exige varios años para ver sus efectos.

M.I.A.: En su opinión, ¿qué puede hacer el Ayuntamiento de Madrid para mejorar el atractivo de la ciudad para los inversores chinos y captar mayores inversiones sostenibles que aporten valor local?

V.C.: Desde luego mantener ese espíritu abierto que ya estamos desarrollando, pero también aumentar la “lluvia fina” y presentarles todas nuestras posibilidades. Sería también adecuado aumentar la presencia del idioma chino en la información institucional o en algunas espacios públicos . Igualmente creo que sería importante el desarrollo de eventos de alto nivel económico y empresarial entre China y España para que Madrid fuera la ciudad de referencia en este sentido.

El futuro es en cualquier caso muy prometedor. Es necesario avanzar poco a poco, pero cuando se persevera en China el triunfo llega. Hace unos días nos decían que todos los fondos y grupos de inversores chinos de Beijing conocen la existencia de la antena. Eso es para nosotros un primer paso y sobre todo un reconocimiento a que el trabajo diario de todo el equipo de M.I.A. en China y en Madrid está dando sus frutos.